fbpx

viernes, septiembre 22, 2023

Impacta salud de capitalinos el consumo excesivo de sodio: LabDo

CIUDAD DE MÉXICO.- De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud (Ensanut) 2018, el 20.2% de la población de 20 y más años de edad presenta diagnóstico médico previo de hipertensión en la Ciudad de México, que es, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el principal factor de riesgo para muertes por enfermedades cardiovasculares.

La hipertensión es la presión arterial alta igual o por encima de 140/90 mmHg y los principales factores de riesgo para padecerla son el alto consumo de sal, baja ingesta de frutas y vegetales, uso nocivo del alcohol e inactividad física.

Información consultada por el Laboratorio de Datos contra la Obesidad (LabDO) en el Censo de Población y Vivienda 2020, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), indica que la Ciudad de México cuenta con una población total de 9 millones 209 mil 944 personas, ubicándola como una de las más pobladas del país.

De las 16 demarcaciones territoriales que tiene la capital, Benito Juárez, Iztacalco y Coyoacán son las que tienen mayor prevalencia de hipertensión arterial, con 23.1%, 22.1% y 21.7%, respectivamente. Debajo de ellas se encuentran Miguel Hidalgo (21.3%), Venustiano Carranza (20.9%), Gustavo A. Madero (20.6%) y Tlalpan (20.3%), el resto presenta índices menores a estas cifras.

Y es que a nivel nacional, la Ciudad de México y Durango se ubican en el noveno lugar con población mayor de 20 años diagnosticada con este padecimiento (20.2% cada uno), por debajo de Campeche (26.1%), Sonora (24.6%), Veracruz (23.6%), Chihuahua (22.6%), Coahuila (22.4%), Tabasco (22%), Yucatán (21.7%) y Baja California (21%), esto conforme a los resultados presentados por la Ensanut 2018.

Esta misma Encuesta indica que en todo el país, en ese año, el 18.4% de ese grupo poblacional fue registrado con diagnóstico médico previo de hipertensión, esto es, 1.8% de incremento con respecto a 2012, cuando hubo 16.6%.

Por su parte, el INEGI registró en el periodo de enero a agosto de 2020, 141 mil 873 fallecimientos causados por enfermedades del corazón, que es la primera causa de muerte en México.

Es importante mencionar que de acuerdo a la OMS, la reducción de la ingesta de sodio disminuye significativamente la presión arterial en los adultos. El sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, sino también de forma natural en varios alimentos, entre ellos, la leche, nata, huevos, carne y mariscos y en cantidades mucho mayores en alimentos procesados: panes, galletas saladas, carnes procesadas como el tocino y aperitivos como los pretzels, las bolitas de queso y las palomitas de maíz, además de condimentos como la salsa de soja, la salsa de pescado y los cubitos o pastillas de caldo.

No obstante, la COVID-19 puede ser particularmente perjudicial para las personas con enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial (HTA) y constituyen un grupo de mayor riesgo para desarrollar síntomas graves, según señala el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).
AM.MX/fm

Artículos relacionados